La Santísima Trinidad es una fiesta cristiana celebrada por los católicos el domingo después de Pentecostés, es decir, el octavo domingo después de Pascua (es decir, entre mediados de mayo y finales de mayo). El propósito de esta fiesta es rendir un culto solemne a Dios exaltando su naturaleza divina única pero distinta en sus tres personas (el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo). A continuación, Dias Festivos México les cuenta el origen del día de la Santísima Trinidad y el sentido de su conmemoración.

solemnidad santisima trinidad

Que es la Trinidad ?

Los cristianos son bautizados “en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo”. Cuando empiezan su oración, se marcan con el signo de la cruz en la frente, el corazón y los hombros, invocando a Dios : En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo: esta es la Trinidad.

El hombre no es capaz de imaginar un solo Dios que exista en tres personas. Es Dios quien nos ha revelado este misterio de su amor a través del envío de su Hijo y el Espíritu Santo. Jesús nos reveló que Dios es “Padre”, mostrándonos de manera única y original que Él mismo existe sólo a través de su Padre. Jesús es un Dios con el Padre. Jesús prometió a sus apóstoles, los doce hombres que eligió y envió, el don del Espíritu Santo. Estará con ellos y en ellos para instruirlos y conducirlos “a toda la verdad” (Juan 16:13). De esta manera, Jesús nos lo hace conocer como otra persona divina.

La Trinidad es Una: no creemos en tres dioses, sino en un Dios en tres personas: el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. Cada una de las tres personas es Dios en su totalidad. Cada una de las tres personas sólo existe en unión con las otras dos en una perfecta relación de amor. Así, toda la obra de Dios es la obra común de las tres personas y toda nuestra vida como cristianos es una comunión con cada una de las tres personas.

Cual es el misterio de la Santísima Trinidad?

Es un Dios en tres personas; hay en Dios una sola naturaleza, una esencia, una sustancia, una cosa y un espíritu, que sin embargo subsiste en tres personas, que son el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo.

Origen de la Solemnidad de la Santísima Trinidad

Originalmente en Roma, no había misa el domingo después de Pentecostés. De hecho, no había misa los domingos (Dominica vacat – domingo vacante) porque la larga misa del sábado de cuatro tiempos se celebraba el día anterior, comenzando a medianoche y terminando muy tarde en la noche debido a todas las ordenaciones que había que hacer. Alrededor del siglo VIII, sin embargo, se celebraba una octava de Pentecostés el primer domingo después de Pentecostés. La institución relativamente reciente y no universalmente recibida de Pentecostés significó que la plaza vacía también se utilizó para celebrar la misa votiva de la Santísima Trinidad compuesta en el siglo VIII por Alcuino. En 920, Esteban, obispo de Lieja, consagró esta práctica instituyendo la fiesta de la Trinidad ese domingo para su diócesis y teniendo un oficio completo compuesto en honor a este misterio. La celebración de esta fiesta se extendió rápidamente por todo el Oeste, particularmente bajo la acción de los monjes cluniacenses.

Roma inicialmente rechazó esta costumbre, considerando que la idea de celebrar un misterio en lugar de un evento histórico en la historia de la salvación era muy moderna. Alejandro II, papa de 1061 a 1073, al tiempo que señalaba que la fiesta ya estaba extendida en muchos lugares, declaró en uno de sus decretos que “no es costumbre de Roma dedicar un día determinado a honrar a la Santísima Trinidad, ya que en sentido estricto se honra todos los días” repitiendo la pequeña doxología: Gloria Patri, et Filio, et Spiritui Sancto, y en un gran número de otras fórmulas de alabanza. Fue el Papa francés Juan XXII quien finalmente aceptó la fiesta en un decreto fechado en 1334 y la extendió a todas las Iglesias de Occidente. A partir de entonces, la fiesta de la Trinidad sustituyó al primer domingo después de Pentecostés (que se conmemoró en el Oficio hasta 1960 y cuya misa debía celebrarse en uno de los tres primeros días de la semana no impedida por una fiesta del doble rito. Esta misa puede seguir siendo dicha en las festividades de la semana siguiente a ese domingo).

La fiesta de la Trinidad fue muy popular en todo Occidente desde los siglos XI y XII. En muchas costumbres diocesanas, el himno de las Vísperas “O lux beata Trinitas” se hizo tan popular que se cantaba en la primera y segunda Vísperas todos los domingos después de la Epifanía y después de Pentecostés, haciendo desaparecer de las siete Vísperas de la semana dos de los siete himnos de un ciclo que originalmente se cantaban en los siete días de la creación.

La elección de celebrar el misterio de la Trinidad en el octavo día de Pentecostés fue, sin embargo, de gran coherencia teológica: es en efecto la efusión del Espíritu Santo en Pentecostés la que nos revela el amor del Padre y del Hijo y nos manifiesta gloriosamente el misterio de la Trinidad.

Que se celebra el día de la Santísima Trinidad ?

Celebrar la Santísima Trinidad es celebrar la relación de amor que existe entre el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. El Padre es el que Ama, el Hijo es el Amado y el Espíritu Santo es el Amor. Viven en perfecta comunión para que el Hijo haga lo que el Padre quiere y el Espíritu Santo realice lo que viene del Padre y del Hijo. Todos están asociados con el trabajo de la Creación, la Redención y la Santificación de la humanidad. Son un modelo de Amor y Unidad en la diversidad que se ofrece a nuestras familias y relaciones interpersonales. En efecto, a imagen de la Santísima Trinidad, nuestras familias, que en principio están unidas por su naturaleza, están llamadas a permanecer unidas en la diversidad de sus personas. Los padres son diferentes de las madres y los hijos e hijas, pero se reconocen como parte de la misma familia. Por lo tanto, todos deben contribuir a trabajar juntos respetando las diversidades, los dones y los carismas personales que no están ahí para dividirnos sino para enriquecernos mutuamente.

“Dios Padre nuestro, has enviado al mundo tu Palabra de verdad y tu Espíritu de Santidad para revelar a los hombres tu maravilloso misterio; permítenos profesar la verdadera fe reconociendo la gloria de la Trinidad Eterna, adorando su Unidad todopoderosa. »

Oración a la Santísima Trinidad

Santísima Trinidad, Dios Trino y Uno,
Padre, Hijo y Espíritu Santo, principio y fin nuestro,
postrado delante de Ti te rindo homenaje:

¡Bendita y alabada sea la Santísima Trinidad!;
a Ti, Trinidad Santísima sea todo honor,
gloria y alabanza por toda la eternidad,
de todo corazón creo en Ti y tu fiel devoto deseo ser,
yo (NOMBRE) acudo a Ti con entera confianza
para pedirte me vea siempre libre del mal
así como de todas las adversidades y peligros,
y en mis necesidades, te ruego, me otorgues tu favor.

Padre del Cielo, Jesús Buen Pastor, Espíritu Santo,
os suplico por la intercesión y merecimiento
de la Santísima Virgen María,
me deis vuestra ayuda, guía y protección
en todos los asuntos y preocupaciones de mi vida.

Gloria a Ti Dios Padre, fuente de bondad y eterna sabiduría,
de ti procede la vida, de ti nos viene el amor,
haz que todo momento obre con rectitud y prudencia
para gozar de los bienes y consuelos que me envías;
acuérdate que soy tu hijo-a,
y apiádate de mis padecimientos, de mis necesidades
y concédeme asistencia en esta difícil situación:

(HACER PETICIÓN).

Gracias Padre misericordioso por estar ahí.

Gloria a Ti Dios Hijo del Padre Celestial
en cuyo Sagrado Corazón mi alma encuentra refugio,
enséñame a imitar fielmente tu vida y tus virtudes,
dame firmeza y constancia para cumplir tus enseñanzas
y haz que practique más a menudo obras de caridad,
no me abandones en las luchas diarias,
líbrame de los lazos que me tienda el enemigo,
aléjame y protégeme de toda adversidad que me perturbe
y concédeme tu milagrosa ayuda en este problema:

(REPETIR PETICIÓN).

Gracias mi buen Jesús por estar a mi lado
en los momentos de desesperanza y angustia.

Gloria a Ti Espíritu Santo, claridad que todo lo ilumina,
y que eres el gozo, la armonía y la alegría de la creación,
haz que sea siempre dócil a tus divinas inspiraciones
dame paz, dame auxilio en mis carencias y problemas
y concédeme tu ayuda para que pueda alcanzar
lo que en estos momentos tanta falta me hace:

(REPETIR PETICIÓN).

Gracias Espíritu Divino de Amor por auxiliarme
cuando todo está oscuro y necesito Luz.

Madre y Reina mía, Señora de los Cielos
Tú que estar tan cerca de la Santísima Trinidad
ruega por mí y mis actuales problemas y carencias,
sé Tú mi abogada y media para que mi suplica sea atendida,
haz que obtenga el milagro que tanto preciso en mi vida.

Gracias mi amada Madre, bendita Virgen María,
por tan ser comprensiva y atender siempre nuestras demandas.

Divina Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo,
concédeme tu clemencia, concédeme tu bondad
y dame pronta solución en mis tristezas y angustias.

Amen

Que día es el día de la Santísima Trinidad

Para no faltar los preparativos para celebrar el día de la Santísima Trinidad te dejamos el calendario oficial por cada año :

Consulta nuestros otros artículos sobre los eventos del calendario litúrgico

  • vigilia pascual mexico
    Descubre el origen y las ceremonias de la vigilia de Pascua
0 0 vote
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments