Se pueden ver muchas procesiones en las calles de México durante la Cuaresma y la Semana Santa. Esas procesiones que reúnen decenas de miles de Mexicanos son realmente conmovedoras y la muestra de un curioso y multitudinario collage festivo de tradición, folclor, religión y fe. Los actos de mortificación, sacrificio y dolor físico que suelen darse en algunas representaciones del Vía Crucis se usan para expresar arrepentimiento, expiar culpas y pagar mandas.

procesion mexico semana santa

El espectáculo ofrecido en las calles por las procesiones de las ramas, el Santísimo Sacramento o las de las tradiciones populares puede sorprender. Y surgen preguntas: ¿por qué estas procesiones? ¿De dónde vienen estas tradiciones? ¿Todavía tienen un significado? En cuanto a las procesiones que tienen lugar durante la misa, uno puede preguntarse si no desordenan innecesariamente los ritos. Dias Festivos México les revela el secreto detrás de las procesiones.

Definición de una procesión

La idea de procesión se utiliza para aludir a la marcha ordenada que numerosos individuos emprenden para dirigirse de un sitio a otro. Por lo general esta acción se lleva a cabo de manera solemne y con fines religiosos. Las procesiones suelen ser muestras de fe. Se trata de un desfile que puede ir desde un lugar hasta otro distinto, o regresar a su punto de origen. Es habitual que cantan cantando himnos o salmos y quienes encabezan el grupo lleven imágenes o estandartes.

El origen de las procesiones

Práctica ancestral y universal, la procesión responde a una necesidad profunda del ser humano, encuentra sus modelos en las Biblia (Esd 14, 8-31; 2 S 6, 12-19; 1 Cor 15, 25; 16, 3). Podemos ver la aparición de la procesión en las comunidades cristianas desde finales del siglo IV, como consecuencia de la paz de Constantino que permite manifestaciones externas del culto cristiano.

Para la Iglesia, la procesión es una realidad que la fe revela. Como acto litúrgico, es una oración de la Iglesia, santifica los pasos humanos y a menudo expresa un aspecto del misterio de la salvación. La Iglesia, el nuevo Pueblo de la Nueva Alianza, camina tras los pasos de Jesús hacia el Reino (Ap 7:21-22). La procesión cristiana pone al creyente en camino; lo coloca enteramente en un viaje de fe. Le recuerda que nunca se ha establecido. Siguiendo a Abraham, Moisés y el pueblo elegido, Cristo y los Apóstoles, camina hacia su realización en Dios.

El recuerdo de un evento

No todas las procesiones instituidas por la Iglesia tienen el mismo objetivo. Algunos evocan acontecimientos de salvación que conciernen a Cristo: la procesión del 2 de febrero, fiesta de la presentación de Jesús en el Templo; la procesión de los ramos que recuerda la entrada de Jesús en Jerusalén; la procesión de la Vigilia Pascual que conmemora el paso realizado por Cristo de la muerte a la resurrección.

Otras corresponden a una devoción particular: procesión en la fiesta del Santísimo Sacramento (Corpus Christi) que expresa la acción de gracias por el don de la Eucaristía; procesión de las Rogativas que pide la bendición de Dios por el trabajo de los hombres; procesión al cementerio con ocasión del 2 de noviembre.

Ritos litúrgicos

Algunas procesiones están planeadas como parte de la liturgia. Así, en la liturgia de la misa, la procesión de entrada, al pasar por la congregación, la convierte en un pueblo en marcha hacia el encuentro con su Señor.

La procesión del libro de las Escrituras expresa que la Palabra viene, pasa y dirige la asamblea hacia un Dios que entra en conversación con su pueblo. La procesión de los dones, que viene de las profundidades de la iglesia, lleva a la asamblea al maravilloso intercambio de la Eucaristía: el hombre lleva a Dios los dones que ha recibido de Él (pan y vino) para recibir de Él, en la comunión, este mismo don divino. La procesión nos recuerda que el pan se nos da para el camino, que caminando juntos ya se logra la comunión; además, ofrece espacio y tiempo para prepararnos para recibir a Cristo, el regalo de Dios. En cuanto a la procesión de salida, pone al cristiano en el camino hacia el mundo al que la liturgia le invita a llevar la Buena Nueva.

Procesión y piedad popular

Las procesiones están muy ligadas a la piedad popular. Desde la Edad Media, para honrar a los santos patronos, los fieles tienen la costumbre de llevar en procesión reliquias, estatuas y estandartes.

Estas procesiones, si son auténticas, permiten a los cristianos expresar su fe. Profundamente enraizados en la cultura local, ayudan a mantener o despertar el sentimiento religioso de los bautizados. Antes de ser un espectáculo o un desfile folclórico, deben ser un testimonio de fe en un mundo indiferente al mensaje del Evangelio.

El significado de la procesión

Una procesión verdaderamente cristiana manifiesta la naturaleza de la Iglesia, el Pueblo de Dios que camina con Cristo. Se orienta hacia la celebración litúrgica o se alimenta de ella. Es un camino de solidaridad donde los fieles, porque han caminado, cantado y escuchado la palabra de Dios juntos, descubren que son solidarios entre sí y con los que no están.

Una vez que estos puntos de vigilancia se han cumplido, la procesión hace de cada cristiano un peregrino de la fe, un peregrino de Dios.

Cuando cae la Semana Santa ?

Para no faltar los preparativos para celebrar este importante semana, te dejamos el calendario oficial por cada año :

Quieres saber más sobre las fiestas cristianas y católicas ?

Consulta nuestros artículos sobre los eventos del calendario litúrgico

  • bautismo jesus senor
    Bautismo del Señor

Consulta nuestros artículos sobre Semana Santa

  • vigilia pascual mexico
    Descubre el origen y las ceremonias de la vigilia de Pascua
0 0 vote
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments