Cada domingo de Pentecostés, los cristianos en el mundo conmemoran la venida del Espíritu Santo sobre María y los Apóstoles, cincuenta días después de la Resurrección de Jesucristo.. Desde entonces, los feligreses le rezan con devoción, pidiéndole que transforme sus vidas. Si también necesitas la ayuda del Espíritu Santo o solo quieres darle las gracias, seleccionamos para ti 5 hermosas y poderosas oraciones.

oraciones Espiritú santo

Quien es el Espíritu Santo ?

Mucho antes de Cristo, muchos creyentes venían en peregrinación al templo de Jerusalén. Venían a agradecer a Dios por todos sus dones: la tierra, la ley del pacto y las promesas de los profetas. En la fiesta, celebrada cincuenta días después de la resurrección de Jesús, los apóstoles descubren que Dios da a Jesús como salvador y al Espíritu Santo como fuente de nueva vida. Descubren que este Espíritu no es sólo una luz, una fuerza, una convicción… sino una Persona.

En la Biblia, se habla del Espíritu desde hace mucho tiempo. Pero los creyentes aún no sabían que era una persona. No sabían que Dios es una comunidad de tres personas, el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. Hoy en día, vemos al Espíritu Santo en el corazón de la comunidad divina y en el corazón de la comunidad humana. El Espíritu Santo es el verdadero campeon de la fe ya que, incluso antes de ser conocido, ya actuaba.

¿No estaba ya allí, flotando sobre el caos, participando con entusiasmo en la creación de la tierra y el cielo? ¿No estaba allí, humildemente, en los grupos de deportados-exiliados, meditando sobre las promesas de Yahvé?

El Espíritu Santo también estaba allí, aclarando su nombre, cuando María dijo sí al anuncio del ángel y la maravilla de las maravillas, la feliz unión de la divinidad y la humanidad en la persona de Jesús, se realizó en su cuerpo. Estaba allí en Jesús que llevaba la Buena Nueva y vivía su pasión. Siempre estaba ahí cuando Jesús, en la noche de Pascua, soplaba sobre sus apóstoles para confiarles una misión de perdón y paz. Estaba allí, empujando a los apóstoles, precediéndolos en los caminos de todas las naciones.

El Espíritu Santo a lo largo de la historia

Gradualmente, a lo largo de la historia, hemos descubierto el nombre y la obra del Espíritu Santo. El Concilio Vaticano II lo escribió claramente: “Dado que Cristo murió por todos, y dado que la última vocación del hombre es verdaderamente única, es decir, divina, debemos sostener que el Espíritu Santo ofrece a todos, de una manera que Dios sabe, la posibilidad de ser asociados al Misterio Pascual”. (La Iglesia en el mundo moderno, no. 22).

Los testimonios de la presencia y acción del Espíritu Santo son numerosos. Hombres, mujeres, jóvenes y niños reconocen en ellos un dinamismo que los asombra. Un médico octogenario, que nunca vino a la iglesia, confió: “Cuanto más avanzo en la vida, más convencido estoy de que los seres humanos, para vivir mejor, no sólo necesitan medicinas y tónicos, sino amor y convicciones espirituales”. Una joven viuda testificó: “Nunca pensé que sería capaz de soportar tal dolor. Ahora creo en las fuerzas espirituales”.

5 Oraciones al Espíritu Santo

Oración al Espíritu Santo para pedir sus siete dones

¡Oh Espíritu Santo!, llena de nuevo mi alma con la abundancia de tus dones y frutos. Haz que yo sepa, con el don de Sabiduría, tener este gusto por las cosas de Dios que me haga apartar de las terrenas.

Que sepa, con el don del Entendimiento, ver con fe viva la importancia y la belleza de la verdad cristiana.

Que, con el don del Consejo, ponga los medios más conducentes para santificarme, perseverar y salvarme.

Que el don de Fortaleza me haga vencer todos los obstáculos en la confesión de la fe y en el camino de la salvación.

Que sepa con el don de Ciencia, discernir claramente entre el bien y el mal, lo falso de lo verdadero, descubriendo los engaños del demonio, del mundo y del pecado.

Que, con el don de Piedad, ame a Dios como Padre, le sirva con fervorosa devoción y sea misericordioso con el prójimo.

Finalmente, que, con el don de Temor de Dios, tenga el mayor respeto y veneración por los mandamientos de Dios, cuidando de no ofenderle jamás con el pecado.

Lléname, sobre todo, de tu amor divino; que sea el móvil de toda mi vida espiritual; que, lleno de unción, sepa enseñar y hacer entender, al menos con mi ejemplo, la belleza de tu doctrina, la bondad de tus preceptos y la dulzura de tu amor.

Amén.

Oración al Espíritu Santo para pedir salud

Poderoso Espíritu Santo de Dios

Que renuevas todo lo creado y las haces perfecta.

Te pido por la salud de (nombre de la persona o el propio)

Para que reciba la sanación y fortaleza que tanto necesita para afrontar su enfermedad.

Aleja toda la angustia y todo el mal.

Ven y unge con fuego sus lesiones

Y lava sus heridas con la Sangre derramada por Cristo en la cruz.

Toma mis manos y úsalas para sanar,

Coloca tu sello en ellas

Y bendícelas.

Ahora impongo mis manos sobre (nombre del enfermo)

Para que se inunde con tu sabiduría y entendimiento

Y alcance la paz que tanto necesita su alma.

Amén.

Oración al Espíritu Santo para pedir sabiduría

Espíritu Santo, tú eres Dios. Te alabo porque realmente eres santo, y te agradezco cada día por habitar en mi corazón. Gracias por estar en mi vida. Tú me has guiado a la salvación, me has renovado mi espíritu, y me abriste los ojos para ver y saber la Verdad.

Ayúdame a verte más claramente, a reconocer tu movimiento en mi vida. Ayúdame a ser más sensible para poder acercarme mas a ti. Yo se que en algunos momentos me he portado egoísta y rebelde. Te ruego me ayudes a ser una mejor persona obediente y comprenda tu liderazgo. Te necesito a ti en mi vida, espíritu ven.

Hoy les pido su ayuda y consuelo. Tu me conoces muy bien, sabes de mi dolor, mis angustias, mis necesidades y mis ansiedades. Hoy y todos los días de mi vida, te doy las gracias por habitar en mí. Espíritu Santo ayúdame a descansar y disfrutar en tu comodidad hoy y siempre. Ayúdame a caminar en como lo haces tu. Cultiva buenos frutos en mi vida. Tú eres el que produce esto en mí: amor, gozo, paz, paciencia, bondad, bondad, fidelidad, mansedumbre y dominio propio. No puedo vivir estas cosas por mi cuenta; te necesito.

Amén

Oración al Espíritu Santo para dar gracias

Ven, Espíritu Creador,
visita las almas de tus fíeles
y llena de la divina gracia los corazones,
que Tú mismo creaste.

Tú eres nuestro Consolador,
don de Dios Altísimo,
fuente viva, fuego, caridad
y espiritual unción.

Tú derramas sobre nosotros los siete dones;
Tú, el dedo de la mano de Dios;
Tú, el prometido del Padre;
Tú, que pones en nuestros labios los tesoros de tu palabra.

Enciende con tu luz nuestros sentidos;
infunde tu amor en nuestros corazones;
y, con tu perpetuo auxilio,
fortalece nuestra débil carne,

Aleja de nosotros al enemigo,
danos pronto la paz,
sé Tú mismo nuestro guía,
y puestos bajo tu dirección,
evitaremos todo lo nocivo.

Por Ti conozcamos al Padre,
y también al Hijo;
y que en Ti, Espíritu de entrambos,
creamos en todo tiempo.,

Gloria a Dios Padre,
y al Hijo que resucitó,
y al Espíritu Consolador,
por los siglos infinitos.

Amén.

Oración corta al Espíritu Santo

Ven, Espíritu Santo,

Llena los corazones de tus fieles

y enciende en ellos

el fuego de tu amor.

Envía, Señor, tu Espíritu.

Que renueve la faz de la Tierra.

Oración:

Oh Dios,

que llenaste los corazones de tus

fieles con la luz del Espíritu

Santo; concédenos que,

guiados por el mismo Espíritu,

sintamos con rectitud y

gocemos siempre de tu consuelo.

Por Jesucristo Nuestro Señor.

Amén.

Quieres saber más sobre las fiestas cristianas y católicas ?

Consulta nuestros artículos sobre los eventos del calendario litúrgico

  • bautismo jesus senor
    Bautismo del Señor

Consulta nuestros artículos sobre Semana Santa

  • vigilia pascual mexico
    Descubre el origen y las ceremonias de la vigilia de Pascua
0 0 vote
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments