El primer jueves siguiente a a la Solemnidad de Pentecostés se celebra la fiesta de Jesucristo Sumo y Eterno Sacerdote. En este día, los católicos en el mundo se recuerdan que Cristo es el Sumo y Eterno Sacerdote y rinden homenaje a sus hijos que difunden su palabra a través el sacerdocio. A continuación, Dias Festivos México les cuenta el origen del día de Jesucristo Sumo y Eterno Sacerdote y el sentido de su conmemoración.

fiesta Jesucristo Sumo Eterno Sacerdote

Por qué decimos que Cristo es el Sumo y Eterno Sacerdote ?

Jesús, el Hijo de Dios, elegido por su Padre, fue enviado al mundo con una misión sacerdotal: salvar a la humanidad y construirla en la Nueva Alianza. Por esta razón creó una Iglesia, para continuar su obra y mantener a los hombres y mujeres en la gracia de la salvación y para acogerlos un día en su Reino, siempre que, en libertad, creyeran en Jesús Salvador y aceptaran su salvación al ser bautizados y entraran en su Iglesia con corazón y cuerpo.

Cristo viene del cielo. En nombre de su Padre, se convierte en el abogado, el intercesor de la humanidad ante su Padre y viene a morir como rescate por la multitud. Se convierte en la víctima inocente que viene a ofrecerse a su Padre para expiar los pecados del mundo y poner fin a los sacrificios de la Antigua Alianza, creando así por su muerte una remisión de todos los pecados humanos.

Por lo tanto, ya no es necesario ofrecer sacrificios sangrientos al Padre. El sacrificio de su Hijo es suficiente porque ha lavado los pecados de todos los hombres de una vez por todas. “Por esta voluntad somos santificados a través de la oblación del cuerpo de Jesucristo de una vez por todas.” (Hebreos 10:10)

Jesús es el eterno Sumo Sacerdote santificado desde el seno del Padre y cuya vida terrenal es un ejercicio perpetuo de su divino Sacerdocio. Toda su vida, Jesús será el hombre de oración, el predicador de la Buena Nueva de la Salvación, el sanador de los enfermos físicos y espirituales, el fundador de la Nueva Iglesia y el maestro de todos los sacramentos de la vida para mantener al hombre en la salvación provocada por su sacrificio de amor en la Cruz.

Toda la vida de Jesús será una Pasión de amor en la que se ofrece a su Padre como víctima de su sacrificio. La vida de Jesús es una misa majestuosa que dura 33 años. Sus palabras, sus actos, sus enseñanzas forman parte de ello y recuerdan a cada hombre el amor a Dios y al prójimo, revelándole que sólo el amor une a Dios, que sólo el amor salva al hombre y que no hay amor más grande que dar la vida por los amigos. Esto es lo que Jesús hará por nosotros porque ya no nos llama siervos sino amigos. (cf. Jn 15:15)

De hecho, Jesús es Sacerdote y Víctima, Sacrificado y Sacrificador. Pero toda su vida revela una grandeza particular, una ciencia profunda y una verdad luminosa. Manifiesta la Encarnación de Dios, la redención del hombre, pero vino a ofrecer en su santo Sacrificio de la Cruz, una misa perpetua que se renueva en cada Eucaristía de manera no sangrienta para testimoniar a los hombres su inmenso amor y su presencia eterna, y para recordar a cada hombre que comulgar con Él en la Eucaristía es comer este pan de vida para vivir eternamente.

Y el sacerdote que Dios Padre, a través de su Hijo, elige, continúa toda la vida de Cristo en la tierra y perpetúa su encarnación de amor para que el hombre salvado no se pierda nunca y permanezca eternamente como hijo o hija de Dios. Si Jesús es el Modelo e ideal perfecto de todo sacerdote, debemos descubrir las funciones de Jesús el Sumo Sacerdote que viene a la tierra para cumplir su misión salvadora y al mismo tiempo fundar una Iglesia en la que todo sacerdote debe ser el icono más perfecto de Cristo en la tierra como mensajero de la Buena Nueva de la salvación y testigo de esta Buena Nueva a través de la caridad perfecta. Jesús como Sumo Sacerdote será en la tierra el Embajador de Dios su Padre, el Mediador entre Dios y los hombres, el Glorificador de su Padre divino, el Intercesor en favor del Hombre, el Maestro y Doctor, el Modelo de las virtudes, el Purificador de las conciencias, el Santificador de las almas, el Fundador de la Iglesia, el Instituto de los Sacramentos, el Supremo Pontífice del único Sacerdocio, el Eterno Sacerdote en la gloria.

Que es el sacerdocio ministerial ?

A través del Sacramento del Orden, la presencia de Jesús al centro de su pueblo se hace visible y activa. Esto no significa que los obispos, sacerdotes y diáconos se conviertan en “superhombres” inmunes a todo error y pecado! Sólo son instrumentos utilizados por el Espíritu Santo, a pesar de su debilidad.

El término sacerdocio “ministerial” se utiliza para recordarnos que se trata ante todo de un servicio. Los que son ordenados son puestos al servicio de Cristo y de los hombres. Cristo amó a los hombres hasta el punto de hacerse siervo de todos y dar su vida. Es el modelo y la fuente de todos los poderes espirituales transmitidos por la ordenación.

El sacerdocio ministerial tiene un carácter de mediación recíproca entre Dios y los hombres: si hace presente a Cristo ante su Iglesia, actúa también en nombre de toda la Iglesia ante Dios, especialmente en la celebración de la Eucaristía, donde lleva la oración de toda la asamblea.

Los tres grados del sacramento del orden

Desde los orígenes de la Iglesia, se han reconocido tres grados de participación en el Sacramento del orden: el episcopado, el presbiterado y el diaconado. Los dos primeros son de tipo sacerdotal, y el tercero es un grado de servicio.

Los obispos son los sucesores directos de los Apóstoles. Como los 12 alrededor de Pedro, los 4800 obispos del mundo unidos al Papa hoy tienen la tarea de dirigir a toda la Iglesia. Para cumplir su misión, los obispos reciben la plenitud del Sacramento del Orden. Están investidos con el oficio de gobernar, santificar y enseñar a la Iglesia. Es un oficio colegial para la Iglesia universal, que cada obispo ejerce de forma personal en la diócesis que le ha confiado el Papa.

Los sacerdotes son ordenados para cooperar con los obispos y participar en su sacerdocio. El sacerdote no actúa, por tanto, de forma autónoma, a la manera de un médico o un abogado: participa en la misión de su obispo. Todos los sacerdotes de la misma diócesis forman el “presbiterio”. Cada uno recibe una misión específica de predicar el Evangelio, guiar a los fieles y celebrar los sacramentos.

Los diáconos son ordenados para el servicio, no para el sacerdocio. Esto significa que son los colaboradores específicos del obispo para las diversas tareas que el obispo elige confiarles, en el campo del servicio a las personas y a la Iglesia. El diácono puede, en particular, celebrar bautismos, matrimonios o funerales.

Que es un sacerdote ?

Un sacerdote es un cristiano que, mediante la imposición de manos en el momento de la ordenación por el obispo, recibe la misión de hacer presente a Cristo entre los hombres, celebrar la Eucaristía, perdonar los pecados, instruir y guiar al pueblo que le ha sido confiado. La Iglesia Católica considera que el sacerdote actúa In Persona Christi (en la persona de Cristo). Por lo tanto, representa verdaderamente a Jesucristo, que es el Sacerdote por excelencia.

Origen de la fiesta de Jesucristo Sumo y Eterno Sacerdote

La fiesta de Jesucristo, Sumo y Eterno Sacerdote, fue introducida en España en 1973 con la aprobación de la Sagrada Congregación para el Culto Divino. Posteriormente fue solicitada por numerosos Episcopados de todo el mundo.

Aunque en algunos misales de principios del siglo XX ya se encontraba la Misa de Jesucristo Sumo y Eterno Sacerdote, esta festividad, de origen español, obtuvo la aprobación de la Santa Sede en 1971. Comenzó a ser festividad litúrgica el 22 de agosto de 1973 gracias al esfuerzo de S.E.R. D. José María García Lahiguera, Arzobispo de Valencia, fijando su celebración en el jueves siguiente a la solemnidad de Pentecostés. Fue incluida en el calendario litúrgico en 1974. En 1996, San Juan Pablo II, agregó los textos de la Liturgia de las Horas, que habían sido enviados desde Madrid.

La fiesta de Jesucristo, Sumo y Eterno Sacerdotal es un momento único para que los futuros sacerdotes experimenten en pensamiento y obra, que Jesús es el único Sacerdote Verdadero, perfectamente obediente a su Padre Celestial en la ofrenda de sí mismo en sacrificio. El sacerdocio ministerial es llevado por una vida de sacrificio.

El único pasaje del Nuevo Testamento que discute la teología de Jesucristo como Sumo Sacerdote se encuentra en la Carta a los Hebreos. De hecho, el único sacerdote según el Nuevo Testamento es Jesucristo, y sólo más tarde el sacerdocio ministerial se desarrolló como un ministerio distinto, enraizado en la propia elección de los Doce por parte de Jesús. Esta elección presidió la fundación de una nueva comunidad de creyentes.

Un pasaje famoso de la Carta a los Hebreos explica bien esta teología:

“Teniendo, pues, un sumo sacerdote eminente, que pasó por los cielos, Jesús, el Hijo de Dios, mantengamos firme la confesión de fe. Porque no tenemos un sumo sacerdote que no pueda simpatizar con nuestras debilidades; ha sido probado en todos los puntos a nuestra semejanza, pero sin pecado. Por lo tanto, vayamos con plena seguridad al trono de la gracia, para que podamos obtener misericordia y encontrar la gracia para ser ayudados a su debido tiempo. “Hebreos 4:14-16 TOB”.

Además de España, otras Conferencias Episcopales incluyeron la fiesta de Jesucristo, Sumo y Eterno Sacerdote en sus calendarios particulares como Chile, Colombia, Perú, Puerto Rico, Uruguay, Venezuela. En algunas diócesis este día es también conocido como la ‘Jornada de Santificación de los Sacerdotes’.

Significado del día de Jesucristo, sumo y eterno sacerdote

El Nuevo Testamento no utiliza el término sacerdote para referirse a los ministros de la comunidad. Lo reserva para denominar a Cristo como sacerdote de la Nueva Alianza que nos ha reconciliado con Dios y al pueblo de Dios, y nos ha llamado a formar parte de su Iglesia, haciéndonos hijos del Padre y pueblo sacerdotal.

Con relación a ello la carta a los Hebreos dice: “Así también Cristo no se apropió la gloria de ser sumo sacerdote, sino que Dios mismo le había dicho: Tú eres mi hijo, yo te he engendrado hoy. Como también dice en otro lugar: Tú eres sacerdote para siempre igual que Melquisedec” (Hebreos, capitulo 5, versículos 5 y 6).

La misma carta añade: «Cristo ha venido como sumo sacerdote de los bienes definitivos» (Hebreos, capitulo 9, versículo 11); y el libro de de Pedro, capitulo 2, versículo 9 dice: “Pero vosotros sois linaje elegido, sacerdocio real, nación santa, pueblo adquirido, para anunciar las alabanzas de Aquel que os ha llamado de las tinieblas a su admirable luz”

Así, mediante el bautismo, todos hemos sido configurados con Cristo Profeta, Sacerdote y Rey. Nuestra vida es sacerdotal en la medida en que, unida a la suya, se convierte en una completa oblación al Padre.
En muchas diócesis se celebra también en este día la Jornada de santificación de los sacerdotes; y ha de ser un día para agradecer a los sacerdotes su entrega absoluta.

Oración por los Sacerdotes

Señor Jesús, te pido por tus sacerdotes. Que cuando estén clavados en la cruz del confesionario, pongas en ellos tu corona de luz en vez de tu corona de espinas.

Que cuando, día a día, te traigan al pan convertido en tu cuerpo, ello no se les vuelva rutina, sino diario milagro.

Que su trato con las almas sea siempre para dejar en ellas el amor y el valor que Tú nos entregas.

Que cuando jóvenes, tengan la fortaleza de tus últimos tres años y cuando viejos, sigan sintiendo que Dios alegra su juventud.

Que espíritu viviente en carne y hueso, sean como Tú, profundamente humanos y perfectamente divinos.

Que cuando el desánimo y la debilidad los agobien en el camino de su calvario, estés Tú, como Cirineo, para llevarles la cruz y volvérselas gozo.

¡Y que nunca falte quien de la vida por ellos, así como Tú la diste por nosotros.

Amén.

Cuándo se celebra la fiesta de Jesucristo Sumo y Eterno Sacerdote ?

Para no faltar los preparativos para celebrar el día de Jesucristo Sumo y Eterno Sacerdote te dejamos el calendario oficial por cada año :

Consulta nuestros otros artículos sobre los eventos del calendario litúrgico

  • vigilia pascual mexico
    Descubre el origen y las ceremonias de la vigilia de Pascua
0 0 vote
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments